¿Tu empresa está lista para la nueva normalidad?

Desde mediados de mayo se comenzó a hablar oficialmente de una nueva normalidad a la que nos tendríamos que adaptar si queríamos seguir y salir adelante; nada se había hecho tan tangible y real hasta el primer día de junio, donde el plan presentado se comenzó a llevar a cabo en todo el país de manera gradual.

De acuerdo con un nota de El Financiero, José Ángel Gurría, secretario General de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, asegura que la pandemia llegó a los países de América Latina cuando venían ya debilitados en su crecimiento; en el caso de México, el PIB tuvo una contracción de 0.3 por ciento en 2019; había un alto nivel de desempleo, y casi la mitad de la población en edad productiva está en la informalidad y no paga impuestos.

Ya sea que tu empresa esté integrándose a la nueva normalidad o ya se haya incorporado, te presentamos información que te será de gran utilidad para que tu negocio logre la mejor transición en el proceso.

¿Qué es la nueva normalidad?

Se le denominó nueva normalidad a la etapa en la cual se retomarán las actividades económicas y sociales del país paulatinamente y por etapas.

La principal característica de este período será el distanciamiento social.

De acuerdo con el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, se le llamará de esta manera mientras sigan existiendo casos de covid-19 en el país, ya que existirá un riesgo latente de un rebrote de la enfermedad.

Recordemos que la nueva normalidad nace de la necesidad primordial de reanudar la economía del país, ya que de acuerdo a El Universal, para el 13 de mayo el covid-19 había matado 8 empleos por minuto en México.

La nueva normalidad en las oficinas

Más allá de los esfuerzos individuales que se están realizando, hay otros que se aplicarán en los espacios y dinámicas de trabajo.

Muchas personas seguirán trabajando desde casa para evitar aglomeraciones, hay sectores que ya regresaron o regresarán a sus espacios de trabajo.

Cabe resaltar que el principal ajuste será sobre la distancia entre las personas y posiblemente en las juntas presenciales, pero también habrá impacto en cómo se vive en el interior, ya que para evitar grandes grupos en accesos y áreas comunes lo correcto será establecer rutas de entrada y salida, lo cual reducirá el riesgo de contagio.

También se sugiere una re distribución de las áreas de trabajo para mantener la distancia entre colaboradores, dejando así espacio vacío entre ellos.

En los protocolos de seguridad sanitaria que difundió el gobierno federal se estableció que las medidas incluían la vigilancia de la temperatura de los empleados así como el otorgamiento de equipo de protección e insumos de sanitización en las instalaciones.

Ahora, adicional y para que la ausencia de contacto o juntas presenciales no impacte en la productividad te aconsejamos reforzar la tecnología en tu empresa o procesos, ya que la automatización de los mismos puede beneficiar y mejorar tu rentabilidad.

¿Cómo regresar mi empresa en medio de la nueva normalidad?

A pesar de que México continúa repuntando en casos de coronavirus con más de 150,000 confirmados y más de 17,000 decesos al 18 de junio, hace días arrancó la “nueva normalidad”, con el objetivo de reactivar la economía lo que implica el regreso de miles de trabajadores a las oficinas, apunta forbes.

De acuerdo con una encuesta de Tandem (empresa dedicada a ofrecer productos y servicios de limpieza) el 58% de los empleados desea volver a sus oficinas, sin embargo temen contraer el virus.

Ante esto, diversas estancias como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Tandem y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomiendan seguir ciertas medidas para regresar a la “nueva normalidad” y disminuir el riesgo de contagios por Covid-19.

A continuación te comparto algunos tips que te ayudarán.

Manten limpios los lugares de trabajo.

 

Con la llegada del coronavirus la desinfección de los espacios debe ser de forma general y constante debido a que las microgotas que contienen el virus pueden permanecer en el aire durante 20 minutos en espacios cerrados, de acuerdo con una investigación realizada en Japón y difundida por el World Economic Forum (WEF).

Usar mascarilla o cubreboca.

 

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tardó semanas cruciales en recomendar a la población usar cubrebocas, estos son indispensables para evitar la propagación del Covid-19. Un estudio de la revista médica BMJ Global Health demostró que el uso de mascarilla en casa era 79% efectivo para prevenir la propagación del virus.

 

Es indispensable saber utilizar la mascarilla de forma correcta cubriendo la nariz y boca para evitar filtraciones del virus, además de evitar tocar la cara y dependiendo del tipo de mascarilla se deberá cambiar por otra en determinadas horas.

Lavado frecuente de manos.

 

La OMS recomienda un lavado de manos constante y de mínimo 40 a 60 segundos, con el fin de eliminar las bacterias y en este caso el coronavirus. 

 

De igual forma se pueden limpiar las manos con un desinfectante a base de alcohol, como medio habitual preferente cuando éstas no estén visiblemente sucias.

Mantener una sana distancia.

 

Es indispensable mantener una distancia de mínimo un metro entre una persona y otra, es indispensable mantener el distanciamiento social.

 

“Los protocolos de las empresas tendrán que modificarse en la nueva normalidad y se deberán adoptar nuevas prácticas de forma responsable, disciplinada y apoyadas en expertos en salud”, indicó Ana Isabel Orvañanos, cofundadora y Directora General en Tandem.

Evitar desplazarse en transporte público.

 

A pesar de que el gobierno de CDMX ha apostado por la desinfección del Metro, uno de los transportes más usados en la capital que diariamente traslada a más de 4 millones de usuarios, es importante mantener una distancia significativa, evitar tocarse la cara, así como cubrirse de forma correcta al estornudar y toser.

 

Sin embargo, se recomienda no utilizar de forma frecuente el transporte público debido a que la conglomeración de personas podría acelerar la propagación del coronavirus, en cambio se aconseja optar por transportes como la bicicleta o el auto privado.

Se entiende que el regresar a las actividades laborales es indispensable porque, como se ha mencionado, el principal motivo de la nueva normalidad es la reactivación económica, pero si aún no haces la transición o estás en proceso a ella te aconsejamos tomar en cuenta los puntos antes recomendados y vigilar su cumplimiento.

También sabemos la urgencia de comenzar a recuperar la salud financiera de tu empresa, pero debes pensar dos veces antes de tomar la decisión de un préstamo o financiamiento para acelerar el flujo de efectivo.

El financiamiento para incorporar tu empresa a la nueva normalidad

¿Sabías que se lanzó una opción de financiamiento para las empresas en el paquete económico?

Suena a una buena idea, sin embargo, la figura del financiamiento no necesariamente es lo que más conveniente para los empresarios, principalmente para los micro, y pequeños, cuando prevalece una economía detenida por la propia declaratoria de emergencia sanitaria, y no hay consumo.

Aunque los pagos del préstamo comienzan con un periodo de gracia, se requiere el ingreso continuo en la empresa para asumir el compromiso de pago de estos pasivos financieros; conlleva la amortización del préstamo más los intereses, y son un costo financiero inamovible para la empresa, dejando sin capacidad de inversión interna a las organizaciones, según un artículo de Infobae.

Además, continúan, el paquete económico que propuso el presidente está dirigido a los micronegocios que operan básicamente en el autoempleo o en la informalidad y que no tienen compromisos contributivos mayúsculos como las empresas de mayor tamaño.

Ante lo anterior entonces te pregunto ¿realmente es una buena idea tomar un financiamiento?

Conclusión

Entre las lecciones que el Covid-19 ha dejado a las empresas está que entendimos rápidamente que lo más importante es poner la seguridad y salud de los colaboradores por encima de todo, adoptando las máximas medidas e incluso superando las recomendadas por las autoridades sanitarias.

Como líderes ser sumamente empáticos, hay una gran cantidad de emociones y cada quien está enfrentándose a esta situación y lo más difícil en nuestro rol es que tenemos nuestras propias circunstancias y además, estamos aprendiendo junto con nuestros equipos y debemos estar disponibles para ellos.

Debemos mejorar al máximo la comunicación, la adaptabilidad y la flexibilidad, con finalidad de permitir la continuidad de operaciones de las empresas.

De acuerdo a forbes, la adaptabilidad al home office habla del nivel de digitalización y competitividad de cada empresa, si aún tienes dudas o desearías mejorar este aspecto en tu compañía te invito a que te acerques a nosotros, tenemos soluciones tecnológicas que te ayudarán.

Antes de despedirme te invito a que conectes con nuestras redes sociales, donde te enterarás de primera mano de toda la información que tenemos para ti.

¡Hasta la próxima!

Subscríbete al blog

Formulario de registro al boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *